ONU retira el cannabis y su resina de la Lista IV de la “Convención Única de Drogas” de 1961

Tras una histórica votación realizada en Viena, la mayoría simple de los 53 Estados que conforman la “Comisión de Estupefacientes” de la Organización de Naciones Unidas, han decidido retirar el cannabis y su resina de la Lista IV de la Convención sobre drogas de 1961, reconociendo oficialmente la utilidad médica de esa planta y la necesidad de brindar mecanismos para investigar las propiedades de la misma.


La discusión se llevó a cabo tras la serie de recomendaciones realizadas por la Organización Mundial de la Salud en 2019, en la que oficialmente se le pidió a Naciones Unidas discutir sobre el tema.


Esta votación se llevaría a cabo en marzo de este año pero se suspendió hasta la presente fecha.

La votación

Casi todos los Estados de la Unión Europea y numerosos de América sumaron la mayoría simple de los votos para la aprobación de este cambio, mientras que la mayoría de los países de Asia y África presentaron oposición.


Brasil, Venezuela y Cuba serían parte de los países de la región que no votaron a favor de la medida.


La propuesta

Aunque la propuesta abarcaba una serie de recomendaciones en cuanto a diferentes variedades de la planta de cannabis y sus derivados, solo fue aprobada la primera recomendación, mientras que el resto no contó con la mayoría de votos para su aprobación.


Sin embargo, esto representa un significativo avance a nivel mundial en cuanto a las políticas sobre drogas y brinda posibilidades de progresar en la investigación científica en aquellos países en los que el estatus de la planta en esta lista, afectaba o dificultaba el acceso su estudio.